10.2 C
La Costa
martes, abril 23, 2024

Momento histórico: después de 52 años la NASA volvió a la Luna

siglo.

La misión envió una foto de la superficie lunar antes de su aterrizaje. Se trata, además, de la primera misión privada que viaja al satélite.

La foto tomada por el módulo de la empresa estadounidense Intuitive Machines muestra sectores del norte de la Luna mientras se dirige hacia el Polo Sur, una región inexplorada, según la agencia espacial estadounidense NASA.

La compañía de Texas, que hace historia como la primera estadounidense en pisar la Luna, detalló que la cámara de navegación de Odiseo capturó la imagen “del cráter Bel’kovich K en las tierras altas ecuatoriales del norte de la Luna”.

Subrayó que la imagen, en la que se ve una superficie grisácea y con ondulaciones, se trata de un cráter de aproximadamente 50 kilómetros de diámetro con montañas en el centro, formadas cuando se conformó este ecosistema.

Odiseo despegó el pasado 15 de febrero desde Florida con varios experimentos de la NASA y aterrizó pasadas las 20.30, hora argentina, este jueves en la Luna, donde tendrá pocos días para realizar sus experimentos antes de que prácticamente se congele, debido a las bajas temperaturas lunares.

La confirmación del alunizaje tardó cerca de media en confirmarse por las dificultades en la comunicación desde el satélite terrestre hasta el centro de control en Estados Unidos.

El módulo tenía previsto aterrizar este jueves a las 17:49 hora local del este estadounidense (22:49 GMT), pero Intuitive Machines informó dos cambios de horario a último momento debido a “maniobras de corrección” y a la decisión de realizar “una órbita adicional” antes del descenso.

Odiseo, de la serie Nova-C, tiene unos siete días antes de que llegue la noche lunar en el polo sur, dejándolo inoperable.

No está previsto que este módulo, de 4,3 metros de altura y 675 kilos de peso, y el primero estadounidense que llegó a la Luna después del Apolo 17 en 1972, regrese a la Tierra.

Específicamente, el aterrizaje será en las inmediaciones del macizo de Malapert, a unos 300 kilómetros del polo sur de la Luna, un área llena de “incertidumbre”, según los expertos de la NASA.

Los investigadores creen que la zona está compuesta de material de las tierras altas lunares, similar al lugar de aterrizaje del Apolo 16.

El objetivo principal de esta misión, la IM-1, es llevar instrumentos científicos y demostraciones tecnológicas al polo sur de la Luna.

Odiseo viajó a bordo de un cohete Falcon 9 de la compañía SpaceX que despegó la madrugada del 15 de febrero pasado sin contratiempos desde el Complejo de Lanzamiento 39A del Centro Espacial Kennedy de la NASA, en el centro de Florida.

Se trata de la segunda misión de la iniciativa de Servicios Comerciales de Carga Útil Lunar (CLPS) de la NASA, después del Peregrine, y forma parte también del programa Artemis de regreso a la Luna.

NOTICIAS RELACIONADAS