31.7 C
La Costa
jueves, febrero 2, 2023

Un zoológico ocultó que se le escaparon tres leopardos

El Parque Safari de Hangzhou, en China, no admitió la desaparición de tres de sus animales durante semanas.

Que un zoológico deje escapar a un leopardo es preocupante.

Perder a tres de ellos y no avisar a los residentes durante más de dos semanas parece algo totalmente distinto.

Un parque de safari cerca de la ciudad de Hangzhou, en el este de China, se enfrenta a una avalancha de preguntas después de haber logrado esa dudosa hazaña, al admitir tardíamente a finales de la semana pasada que tres de sus leopardos se habían fugado de alguna manera a las colinas cercanas.

Rescatistas buscando el domingo a tres leopardos en el este de China. Foto Agence France-Presse.

Rescatistas buscando el domingo a tres leopardos en el este de China. Foto Agence France-Presse.

El lunes, los buscadores habían encontrado a dos de los grandes felinos, y equipos con perros, drones y pistolas de dardos buscaban al tercero.

Trajeron 90 pollos vivos como cebo para atraer al que faltaba.

También se buscaban respuestas.

El gobierno puso a un alto directivo del zoo bajo investigación penal, y los funcionarios prometieron una investigación.

Se utilizó un paracaídas motorizado para buscar a los leopardos. Foto Agence France-Presse.

Se utilizó un paracaídas motorizado para buscar a los leopardos. Foto Agence France-Presse.

Muchos chinos se preguntaron cómo el Parque Safari de Hangzhou pudo perder varios gatos salvajes y retener la noticia durante tanto tiempo.

El parque safari y el gobierno fueron imprecisos al principio sobre cuándo se escaparon los leopardos, pero los funcionarios de Hangzhou dijeron en una conferencia de prensa el lunes que habían huido el 19 de abril cuando dos cuidadores que limpiaban su recinto violaron las “reglas operativas“, aparentemente dejando las puertas abiertas.

La explicación del parque es que se guardó la noticia mientras buscaba en secreto.

 Excusa

No querían asustar a los vecinos.

“Teniendo en cuenta que los jóvenes leopardos escapados no eran muy agresivos, y preocupados por que revelar el asunto desencadenara el pánico, no revelamos rápidamente la noticia”, dijo el parque de safari en un comunicado el sábado después de que el gobierno local confirmara la fuga y advirtiera a los residentes que estuvieran en guardia.

La Internet china se ha llenado de actualizaciones y debates sobre los leopardos desaparecidos.

A muchos no les impresionó la explicación del parque y se preguntaron sobre la actuación del gobierno, la frenética búsqueda y el bienestar de los leopardos cazados.

Los leopardos son una especie en peligro de extinción y se encuentran en estado salvaje en zonas remanentes del oeste de China.

“El asunto del “ocultamiento del leopardo” ha dejado al descubierto lagunas en la gestión que justifican un mayor escrutinio y reflexión”, opinó el noticiero de la Televisión Central China en un artículo en línea.

Chen Fang, propietario de un alojamiento rural de ocio en la zona de la búsqueda, dijo en una entrevista telefónica: “El zoo debería habernos avisado antes”.

“Si dicen que les preocupa desatar el pánico público, ¿no entraría alguien en pánico si se topara con un leopardo en las afueras de la ciudad?”, escribió una persona en Weibo, la popular plataforma de medios sociales china.

Los zoológicos se han convertido en destinos turísticos muy populares en China, y se han producido ataques en los que los visitantes se han bajado de sus coches en los parques de animales.

En Internet, muchas personas expresaron su simpatía por los leopardos escapados, citando indicios de que habían sido cazados y posiblemente mutilados por perros rastreadores.

Los residentes han descrito haber visto a los animales durante al menos una semana antes de que el zoo y las autoridades locales revelaran que se habían escapado, según las noticias chinas.

Zhu Caifeng, un cultivador de té, dijo que había visto uno en un campo a principios de mayo.

“Al principio pensé que era una especie de gato, pero cuando lo miré más de cerca, las dimensiones no eran las correctas“, dijo a The Shanghai Observer.

“Era mucho más grande que un gato”.

Zhu se alarmó pero mantuvo la calma.

Utilizó su teléfono para hacer una foto de la criatura que ló miraba con curiosidad entre las plantas de té.

Pero estaba demasiado ocupado con el trabajo agrícola como para pensar en el encuentro con un gato salvaje exótico.

Después de que se marchara, dijo, siguió trabajando en sus campos.

Más tarde, Zhu volvió a ver un leopardo, pero sus amigos del pueblo le aconsejaron que no informara a las autoridades por si eso traía “molestias innecesarias e interfería con el trabajo”, dijo.

Un día más tarde, la idea de que un leopardo atacara a alguien le hizo cambiar de opinión, y compartió su foto en WeChat, el servicio de redes sociales chino, y pronto la zona se llenó de rumores.

Los pueblos cercanos se pusieron en guardia.

Zhu declinó ser entrevistado y añadió que se había visto desbordado por las llamadas de los periodistas.

“Muchos me han elogiado en Internet por haber dado rápidamente la alarma”, dijo a The Shanghai Observer.

“Pero también hay gente que me ha acusado de hacer una montaña de un grano de arena”.

Sin embargo, incluso después de que los avistamientos aumentaran y los residentes llamaran a la policía, los gestores del Parque Safari de Hangzhou -y tal vez las autoridades locales- parecían haber esperado ocuparse de los gatos desaparecidos discretamente durante las vacaciones del Primero de Mayo en China.

El parque no respondió inmediatamente a las llamadas en busca de comentarios el lunes.

Los medios de comunicación chinos han dicho que, cuando los periodistas les preguntaron, el parque negó inicialmente que hubiera leopardos desaparecidos.

Anunció el sábado que cerraba temporalmente para tratar “cuestiones de seguridad” no especificadas.

Más tarde, ese mismo día, el gobierno del distrito de Fuyang, donde se encuentra el parque, reveló que los tres leopardos habían desaparecido y que uno de ellos seguía en libertad; el parque emitió entonces su admisión con disculpas.

Desde entonces, los equipos de búsqueda han pululado por las frondosas colinas de las afueras de Hangzhou.

Hasta ahora, no se ha informado de que los leopardos hayan resultado heridos, y el parque de safari y algunos expertos dijeron que era poco probable que los tímidos y jóvenes felinos atacaran a las personas.

Aun así, los sitios de noticias chinos ofrecían consejos sobre qué hacer si te encuentras con un leopardo perdido.

“No los mires directamente a los ojos”, decía un artículo.

“Haga lo que haga, no se asuste”, decía otro.

Si le atacan, añadía, considere como último recurso hundir su puño en la garganta del leopardo.

“Es la única posibilidad de salvar la vida”.

Liu Yi contribuyó a la investigación.

NOTICIAS RELACIONADAS