20.1 C
La Costa
jueves, diciembre 1, 2022

Tarifas: la quita de subsidios comenzará ahora un mes más tarde

La quita de subsidios a las tarifas para los usuarios que todavía no se inscribieron en el Registro de Acceso a los Subsidios a la Energía (RASE) comenzará a partir de octubre, cuando inicialmente estaba prevista para septiembre.

Por una cuestión reglamentaria, las personas con mayores ingresos no sentirán el impacto de la falta de asistencia estatal en las tarifas hasta que lleguen las facturas de noviembre.

Según explicaron fuentes de la secretaría de Energía  si bien se definieron los topes de cada uno de los niveles por usuario, hasta hace unos días no se había establecido qué sucedería con aquellos usuarios que decidieron no anotarse en el RASE y no se podía determinar a qué segmento de ingreso pertenecían.

Por eso, fue necesario emitir una resolución que especificara que quien no pida la asistencia estatal sea considerado dentro del nivel de mayores ingresos.

Esa normativa, se oficializó el pasado 26 de septiembre y dispuso que los usuarios que no se inscribieron al registro de subsidios para los servicios de luz y gas se les facturará como hogares de altos ingresos.

Aquellos servicios que no hayan sido identificados como pertenecientes a beneficiarios y beneficiarias de Nivel 2 o Nivel 3 en el padrón informado al ENARGAS, ambos organismos descentralizados actuantes en la órbita de esta Secretaría, a los entes reguladores, a las autoridades provinciales y/o a las empresas prestadoras de los servicios públicos de distribución de energía eléctrica y gas natural por red, deben recibir el tratamiento correspondiente a usuarios y usuarias residenciales de mayores ingresos (Nivel 1)”, establece la normativa.

Según las estimaciones que maneja Energía, los usuarios de mayores ingresos de energía eléctrica son unos 5,9 millones de hogares sobre un total de 14,9 millones de usuarios.

Se espera que en la primera etapa tendrán un aumento promedio de $850 por factura. Para el gas natural, unos 4,1 millones dejarán de percibir la tarifa subsidiada, sobre un total de 9,7 millones de hogares.

En el Nivel 2 incluyeron a las personas de bajos ingresos. Hasta el momento, se contabilizaron alrededor de 6,5 millones de inscriptos que no tendrán aumentos. En este grupo se incluyó de forma temporal a quienes reciben la tarifa social.

En tanto, los hogares de ingresos medios forman parte del Nivel 3. En total, 2,5 millones mantendrán el subsidio y solo pagarán una tarifa más alta en caso de superar el tope de consumo de 400 kwh mensual, en el caso de la energía eléctrica.

NOTICIAS RELACIONADAS