17.3 C
La Costa
jueves, diciembre 1, 2022

Se estrenó “El Reino”, la miniserie argentina de Netflix que desnuda la corrupción política y religiosa

El Reino”, la esperada serie argentina exclusiva de Netflix, fue estrenada durante los primeros minutos de este viernes. Y ya en el primero de los 8 episodios que dan vida a esta producción encabezada por Piñeyro / Piñeiro (Marcelo, director y Claudia, coguionista) toda la carne se tiró al asador.

Ya en el capítulo inicial estalló el primer conflicto y que da vida al hilo conductor de la serie: fue consumado el asesinato de un pastor evangélico que se había lanzado a la carrera para ser presidente, y las sospechas se enfocan desde un primer momento sobre el círculo íntimo de la Iglesia de la Luz (a la que pertenecía) y sobre su compañero de fórmula (también pastor), quien -siguiendo la ley- se convierte en el aspirante principal a presidente.

http://https://www.youtube.com/watch?v=QMWtJ3Mx-8g&ab_channel=NetflixLatinoam%C3%A9rica

A menos de 12 horas del estreno del thriller “El Reino”, que combina de la mejor manera los mecanismos oscuros y corruptos del poder político y religioso, las repercusiones no dejan de emanar.

Y la historia del pastor Emilio Vázquez Pena (interpretado por el actor Diego Peretti), quien pasa a convertirse en el candidato a primer mandatario atrapó a miles de usuarios de la plataforma.

Armando Badajoz (a quien da vida Daniel Kuzniecka en la ficción de Netflix) es un pastor evangélico perteneciente a la Iglesia de la Luz con una fuerte influencia y llegada sobre sus fieles y un amplio sector de la sociedad argentina.

De acuerdo a los planes iniciales, Badajoz había sido elegido para encabezar la fórmula como candidato a presidente de Argentina, acompañado por Vázquez Pena -su compañero y colega- como candidato a vice.

Sin embargo, durante el masivo acto de cierre de campaña -y mientras una multitud lo vitoreaba-, un hombre que surge de entre la gran cantidad de personas sube al escenario y asesina a Badajoz.

Allí comienza la historia central de “El Reino”, puesto que Vázquez Pena es quien debe ocupar el lugar de aspirante al Sillón de Rivadavia.

Una vez consumado el magnicidio, dentro de la propia trama se bifurcan los bien diferenciados caminos de los dos grandes bandos: el de seguidores del pastor Vázquez Pena y de la iglesia evangélica (aquí queda en evidencia el poder que suele manejar muchas veces la religión desde las sombras) y el de la investigación judicial.

En este último bando sobresale la figura de la fiscal Roberta Candia (interpretada por Nancy Dupláa), quien representa a una idílica personificación de la Justicia cuyo único objetivo es esclarecer el asesinato de Badajoz, por más que ello implique centrar sus sospechas en el amigo y compañero de la víctima y en el corazón de la iglesia.

¿Está involucrado el pastor Vázquez Pena en el asesinato del pastor Badajoz? ¿Logrará esclarecer el homicidio la fiscal, aún con las barreas y obstáculos que el poder político y religioso irá ubicando a lo largo de la instrucción? Eso es lo que se desentrama en la totalidad de los episodios.

NOTICIAS RELACIONADAS