6.4 C
La Costa
miércoles, junio 19, 2024

Reunión de Riquelme y Battaglia y el DT por ahora sigue en Boca

Sebastián Battaglia sigue como entrenador de Boca. Después de todas las dudas que se generaron luego del 1-1 ante Godoy Cruz por la fecha 11 de la Copa de la Liga Profesional, el técnico se reunió hoy con el Consejo de Fútbol y acordaron la continuidad.

De esta manera, Battaglia dirigirá el sábado que viene frente a Boca frente a Central Córdoba de Santiago del Estero y también en el trascendental partido ante Corinthians por la Copa Libertadores de América.

La charla se dio durante aproximadamente 30 minutos y la calificaron como “positiva”. Las partes limaron esperanzas y diferencias que tenían.

“Los impactó”, deslizaron desde el cuerpo técnico, que esperaban una reunión más dura con Román Riquelme

Una de las novedades es que, según lo que trascendió, Battaglia no tiene plazo. Se especulaba que iba a ser partido a partido, aunque le transmitieron que tienen confianza para sacar adelante este complicado momento.

Después del partido del miércoles a la noche Battaglia tomó la decisión de no hablar con la prensa y se retiró de La Bombonera en silencio. Hoy, el técnico rompió el silencio al llegar a la práctica en el predio de Ezeiza.

El entrenador fue contundente cuando le consultaron si estaba con fuerzas para seguir en su cargo y respondió con la palabra “siempre”.

Además, agregó: “Confío en los jugadores que tengo, en el plantel, pero haremos una autocrítica interna y buscaremos lo mejor. Queremos que el equipo mejore”.

Con respecto a las palabras que había recibido por parte de Carlos Bianchi, el actual director técnico de Boca reiteró su agradecimiento.

“Sabemos que siempre transmite paciencia. Ha sido un faro y una guía para todos nosotros. Es bueno su apoyo en momento difíciles”, manifestó Battaglia.

Además de la reunión entre Battaglia y el Consejo de Fútbol, Riquelme también charló con los jugadores en medio de la crisis futbolística que atraviesa Boca.

“Fue buenísima”, afirman sobre la reunión, en la que Riquelme buscó tocarle al plantel la parte anímica y el ídolo de Boca les expresó que podían sacar adelante esta situación.

NOTICIAS RELACIONADAS