11.3 C
La Costa
domingo, junio 16, 2024

Pre Viaje: los que compraron el primer paquete y no usaron el crédito pueden perder miles de pesos

Hay un grupo de personas que debería actuar cuanto antes para evitar perder miles de pesos de un día para el otro. Son quienes habían aprovechado la primera edición del plan Previaje y todavía no usaron el crédito.

Entre octubre y diciembre de 2020 estos viajeros habían hecho pagos anticipados de pasajes aéreos y de micros, estadías, excursiones y otros servicios turísticos, para recorrer el país a partir de enero de 2021.

Pese a la incertidumbre de esa etapa inicial de la pandemia, muchos viajeros se habían visto tentados por la oportunidad que se planteó de recuperar el 50% de lo gastado, en forma de un saldo a favor para realizar nuevos consumos.

Entonces se animaron a comprar, cargaron los comprobantes en la web oficial y el Ministerio de Turismo luego les acreditó el subsidio correspondiente en la billetera electrónica BNA+ o en una tarjeta magnética prepaga del Banco Nación.

Con el Previaje 2020 la gente rindió gastos por unos $ 10 mil millones en total. El Estado, en tanto, aprobó reintegros por unos $ 5 mil millones. Y fijó una fecha límite para que los beneficiarios utilicen ese dinero. Día que ya está muy cerca, según publica Clarín.

La devolución obtenida, que quedó acreditada a partir del mes del viaje en la Tarjeta Previaje o en la app BNA+, podrá ser aprovechada únicamente hasta el 31 de diciembre de 2021.

Por lo tanto, ya se está en la cuenta regresiva. Si de acá a fin de año los beneficiarios del Previaje 2020 no gastan su crédito (o lo que les quede de él sin aprovechar), lo perderán. El saldo que aún ven en el sistema vencerá sin derecho a ningún reclamo.

Así lo especifican, desde el comienzo, las condiciones del plan: “El crédito estará disponible a partir de la fecha de tu/s viaje/s o de prestación del servicio hasta el 31/12/2021. Luego, el crédito no utilizado caducará“.

Quienes aún tengan saldos sin gastar de la primera edición de Previaje pueden aún “salvarlo” utilizándolo para hacer alguna nueva reserva turística o bien para hacer salidas en su propia ciudad como ir al cine, al teatro o a un restaurante.

NOTICIAS RELACIONADAS