20.1 C
La Costa
miércoles, noviembre 30, 2022

Pareto perdió en el repechaje y dijo adiós a una carrera olímpica maravillosa: se va una leyenda

Paula Pareto cayó en el repechaje ante la portuguesa Catarina Costa y se despidió de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, en un combate que no fue uno más debido a que para la judoca argentina significó el cierre de su maravillosa carrera.

Después de dos veloces triunfos ante la sudafricana Geronay Whitebooi y la eslovena Marusa Stangar -ambos por la via del Ippon-, la Peque cayó derrotada por la misma vía ante la japonesa Funa Tonaki en las finales de su cuadro.

Más allá de la caída, logró avanzar al repechaje por un lugar en la pelea por medallas.

Minutos después de retirarse del tatami, y visiblemente dolida y sin mover el brazo izquierdo, confirmó que sería atendida por los médicos para determinar la gravedad de su lesión en el codo izquierdo. Finalmente pudo acceder a su último combate.

Fue emocionante el final. Tras la derrota se abrazó con su rival que no la quería soltar de la emoción y luego con toda la delegación argentina que lloraba junto a ella en este fin de sus enorme carrera como deportista.

“Di todo lo pude”, se justificó luego la judoca que relató la mezcla de emociones que sentía en su despedida de los juegos.

“Pensé que no estaría en Tokio y al final pudimos venir, me hubiese gustado ganar otra medalla pero también de tristezas se viste la alegría de una carrera de una deportista”, señaló en declaraciones a la TV.

“No esta mal llevarse un diploma olímpico. Este momento no lo voy a olvidar nunca”, concluyó la Peke, muy emocionada.

Pareto ganó dos medallas olímpicas en sus rica trayectoria, la primera de bronce en Pekín 2008 y la dorada en Río 2016, convirtiéndose en la primera mujer argentina en ganar un oro olímpico y la primera en sumar dos medallas en los juegos.

NOTICIAS RELACIONADAS