26.7 C
La Costa
sábado, diciembre 3, 2022

Mar del Plata sostendrá tolerancia cero de alcohol para conductores en la temporada

Mientras ya se empieza a palpitar en Mar del Plata un incremento del tránsito con la llegada de los primeros turistas, desde el municipio ratificaron que se mantendrá la tolerancia cero de alcohol para conductores, más allá de que en la provincia de Buenos Aires se permita un máximo de 0,5 miligramos de alcohol en sangre. Así lo confirmó al portal 0223 el perito vial y director coordinador de Tránsito del municipio, Héctor Ragnoli, quien aclaró que, no obstante, en el caso de que la persona que esté al volante presente 0,5 o menos, podrá ser reemplazado por un conductor alternativo para poder llevarse el auto, aunque igualmente será infraccionado.

Tras remarcar que negarse a realizar el test de alcoholemia tiene como consecuencia una multa además de la retención de la licencia, Ragnoli dijo que, más allá de contar con conductor designado, es importante que el resto del grupo que lo acompaña tenga un consumo responsable, porque “sino estamos incentivando al resto a tomar con total libertad y eso genera los frenos inhibitorios, la falsa euforia y, ante cualquier evento de choque, roce, seguramente va a terminar en una agresión o altercado”.

En cuanto a los resultados de los controles de tránsito que se llevan adelante en toda la ciudad, Ragnoli precisó que en apenas 6 días se secuestraron 100 autos y 83 motos por alcoholemia positiva, falta de documentación o de licencia de conducir, entre los principales motivos. Solamente este martes se retuvieron 36 motos y cuatro autos.

Según dijo, los operativos se montan durante aproximadamente dos horas y media y el traslado de un punto a otro es de aproximadamente una hora, el tiempo que demoran los agentes de tránsito en reubicarse. Durante el horario nocturno, los operativos comienzan en cinco lugares distintos.

“Estamos saturando. Va a llegar un punto en que salir con la documentación y no tomar alcohol va a ser como ponerse el cinturón, el casco o el barbijo”, aseguró Ragnoli, quien consideró que, en líneas generales, los conductores aceptan las reglas. “Pueden haber algunos rebeldes, hay otros que giran en U y vuelven a contramano, lo cual es un riesgo tremendo. Pero lo aceptan porque les explicamos cuáles son las consecuencias de conducir en ese estado de ebriedad”, subrayó.

NOTICIAS RELACIONADAS