26.7 C
La Costa
sábado, diciembre 3, 2022

La justicia frenó el proyecto del desarrollo inmobiliario en Costa Esmeralda

La Justicia  ordenó detener las obras de un gran desarrollo inmobiliario que incluye edificios de departamentos en el barrio Privado Costa Esmeralda, en el Partido de la Costa, al igual como lo había hecho esta misma semana con otro proyecto que tiene por destino la localidad de Mar Azul, en Villa Gesell, y tenía por objetivo la construcción de un complejo de 116 departamentos con salida directa a la playa.

Ambas medidas fueron tomadas por el juez Antonio Marcelino Escobar, a cargo del Juzgado en lo Contencioso Administrativo del Departamento Judicial Dolores.


En el escrito firmado hoy se ordena a los desarrolladores que “se abstengan de iniciar y/o continuar” la ejecución de cualquier tipo de obra relacionada al llamado “Paseo Comercial” de Costa Esmeralda, medida que comprende movimientos de arena, tala de árboles, construcción e intervención que afecte la cadena de médanos ubicada en la zona sur de dicha urbanización, como así “cualquier tipo de obra referente al masterplan original”.

Hace dos semanas, vecinos de Costa Esmeralda se oponían a un mega plan de urbanización de este barrio privado que limita con el partido de Pinamar.

Se trata de un proyecto que nace en cercanías de la ruta 11 y llega hasta la primera línea de mar con locales comerciales, unidades de servicios (hotelería y gastronomía) y complejos de departamentos de hasta cuatro pisos de altura.

Esta inversión está compartida por Fiduciaria de la Costa S.A., Eidico S.A. y Asociación Civil Social y deportiva Costa Esmeralda, según consta en un folleto que circuló con el plan que abarca unas cien hectáreas que representan el 10% del total de este barrio privado, uno de los de mayor expansión en obras privadas dentro de la costa atlántica bonaerense durante los últimos tiempos.

Escobar firmó lo que entiende como un “amparo ambiental” y desde esas líneas reclama en su resolución que la administración municipal de Villa Gesell, desde su rol de policía en la materia, haga cumplir esta disposición que obliga a paralizar obras que están en marcha, con primeros movimientos de suelo.

Hace tres semanas los vecinos manifestaron su rechazo de manera pública con una manifestación en la puerta de acceso a Costa Esmeralda.

Allí recibieron acompañamiento y asesoramiento de sus pares de Mar Azul, que resisten la construcción de un complejo en tierras donde hasta hace algunos años había funcionado un camping privado, a la altura de calles Mar Azul entre 35 y 36, con salida hacia el mar en el frente este del lote.

NOTICIAS RELACIONADAS