31.7 C
La Costa
domingo, noviembre 27, 2022

Encuentran en Punta Médanos un diente de un enorme tiburón que vivió en la Era de Hielo

Una nueva sorpresa para la ciencia volvió a tener como protagonista al Partido de la Costa. Un grupo de investigadores descubrió en Punta Médanos un diente de megalodón, un enorme tiburón que vivió durante la era de Hielo.

“Nadie se ocupaba de estos estudios. Salgo semanalmente a hacer trabajo de campo. El área específica donde se producen esos hallazgos comienza en la zona sur del partido de la Costa donde empieza Mar de Ajó, hacia abajo”, detalló, Diego Gambetta, licenciado en Museología, director del Museo de Mar de Ajó y autor del descubrimiento.

Diego Gambetta, licenciado en Museología, director del Museo de Mar de Ajó y autor del descubrimiento.

Hace un mes fueron descubiertos restos fósiles de un gliptodonte en los médanos de Nueva Atlantis. En esa oportunidad, hallaron una coraza casi completa. La erosión provocada por la sudestada dejó médanos cercenados y a gran altura del nivel del mar.

“Esos restos de gliptodonte suelen aparecer seguido, eran los animales más prolíferos que había en la zona”, remarca el especialista.

Sobre la pieza encontrada y su posterior análisis, Mauro Aranciaga Roland, otro de los participantes del hallazgo, le manifestó al Diario Hoy: “Este diente lo sacó el mar para la costa y está depositado en el Museo de Mar de Ajó. Este material lo encuentra Diego, nos lo pasa a nosotros y es de un megalodón, un tiburón enorme que habitó la última parte del Cenozoico, es decir, lo que comúnmente se denomina como la era de Hielo”.

En esa línea, el paleontólogo y becario del Conicet precisó: “Este tiburón era un animal que nadaba en las costas y se alimentaba de grandes ballenas. Era enorme, por ahí llegaba a alcanzar 15, 16 metros de largo y cada uno de estos dientes son el tamaño de la palma de un humano adulto. Este tiburón tenía un montonazo de dientes. Atrás de un diente tenían más, que los iban reemplazando. Y la mandíbula era tan alta como un humano”.

El megalodón medía hasta 15 o 16 metros de largo.

El experto explicó que este ejemplar era mucho más grande que un tiburón blanco, pero más chico de los que se identifica como Megalodón. “Entonces dijimos puede ser juvenil. Resulta que en otras partes del mundo se encuentran juveniles de estos bichos y lo que hicimos, basándonos en estudios que han hecho otros autores, fue sacarle las medidas a nuestro espécimen y el tamaño nos dio que efectivamente era un Megalodón y era un juvenil”. Cabe destacar que el “chiquito” tenía seis metros de largo y casi tres toneladas de peso; un “bebito”, enorme. Este es el tercer registro de esta especie en la Argentina y el primero de un juvenil.

El equipo de trabajo también está integrado por Julieta De Pasqua y Federico Agnolin, que forman parte del Museo Argentino de Ciencias Naturales “Bernardino Rivadavia”, y Sergio Bogan, que se desempeña en la Fundación de Historia Natural “Félix de Azara”.

NOTICIAS RELACIONADAS