21.2 C
La Costa
lunes, noviembre 28, 2022

En febrero llega a los cines de La Costa, “El Padrino” en versión restaurada por el director

Este 2022, el 14 de marzo,  se cumplirá medio siglo del estreno de una de las películas más populares y clásicas de todos los tiempos: El Padrino. Con motivo de esta celebración, Paramount Pictures anunció que el film de Francis Ford Coppola, de 1972, tendrá un reestreno limitado en cines a partir del 25 de febrero.

El film original tuvo su premiere en Nueva York el 14 de marzo de 1972, y se estrenó en todo EE.UU el 24 de marzo de ese año. A la Argentina llegó recién en septiembre, el jueves 20.

Fue una película cara para su época, más de 6 millones de dólares, y la última estimación estableció que recaudó mundialmente 245 millones.

Considerada una de las más influyentes del género de cine de gangsters, hay muchas personas que no tuvieron la oportunidad de verla en la pantalla grande.

Es por ello que la productora Paramount y la empresa de producción de Coppola, American Zoetrope, realizaron una meticulosa restauración de la trilogía a lo largo de tres años.

Estoy muy orgulloso de El Padrino, que ciertamente define el primer tercio de mi vida creativa”, indica Coppola en un comunicado.

“Con este homenaje al 50 aniversario, me complace especialmente que la coda de El Padrino, de Mario Puzo, El fallecimiento de Michael Corleone, haya sido incluida, ya que capta la visión original que tuvimos Mario y yo sobre la conclusión definitiva de nuestra trilogía épica”, agrega.

Se refiere a la nueva versión de El Padrino III, estrenada a principios de 2021, que es más breve que la original y tiene algunas diferencias importantes al principio y al final.

Ha sido todo un privilegio restaurar estas películas, en una labor que nos llenó de admiración cada uno de los días que dedicamos al proceso”, señaló Andrea Kalas, vicepresidenta senior de Paramount Archives.

Para Hollywood, fue la salvación a una de sus peores crisis (creativas y económicas) de la historia y la prueba de que las nuevas generaciones de cineastas podían acceder a la masividad. Para Coppola, el fin de su independencia, el comienzo del mito y de una carga bastante pesada de sobrellevar hasta hoy.

Para el público, finalmente, un festín de horas de puro placer cinematográfico. Y ahora una oportunidad de verla en cine que nadie debería dejar pasar.

NOTICIAS RELACIONADAS