35.4 C
La Costa
viernes, febrero 3, 2023

En Brasil desmantelaron los campamentos bolsonaristas y hay mas de 1200 detenidos

El día después de la invasión de bolsonaristas a los tres edificios del poder en Brasilia: el Congreso, el Planalto y el Tribunal de Justicia, Lula da Silva retoma sus actividades este lunes con una reunión con los gobernadores para analizar la crisis que lo sorprendió a una semana de haber asumido.

Mientras, el ejército desmantelaba campamentos opositores. Y el saldo de detenidos llegaba a 1.200, según O’Globo.

Con todo, la oleada bolsonaristas no estaba aquietada en las primeras horas de este lunes. Simpatizantes del expresidente Jair Bolsonaro bloquearon este lunes avenidas y rutas en San Pablo y otros estados del país. Un juez de la Corte ordenó entonces la prohibición de manifestaciones hasta el 31 de enero y convocó a alcaldes, gobernadores y generales

Un grupo de activistas bloqueó a las 6 de la mañana la avenida Marginal Tieté, una de las principales de la ciudad de San Pablo, donde quemaron residuos y neumáticos, causando un embotellamiento de vehículos de varias cuadras, informó la cadena Globo.

La Policía Caminera Nacional informó que también había bloqueos totales o parciales de rutas en varios estados, especialmente en Santa Catarina, en la región sur y en Mato Grosso, región amazónica.

El Supremo Tribunal Federal ordenó la evacuación de los campamentos bolsonaristas desplegados en varias ciudades del país frente a unidades del Ejército.

En la mañana de este lunes, poco después de las ocho, fuerzas de seguridad cercaron a los bolsonaristas acampados en Brasilia y los manifestantes abandonaban el lugar, informó O’Globo.

Agentes de la Policía Militar del Distrito Federal y de la Fuerza de Seguridad Nacional retiraron a la totalidad de los manifestantes que se encontraban en el campamento bolsonarista frente al Cuartel General del Ejército, Brasilia.

En total, 1.200 personas fueron arrestadas en el lugar y enviadas a las cárceles de Papuda y la Penitenciaría de Mujeres en unos 40 micros.

La desmovilización también fue tomada por el juez Alexandre de Moraes, del Supremo Tribunal Federal, quien declaró en su decisión que “nada justifica” la existencia de concentraciones llenas de “terroristas”.

NOTICIAS RELACIONADAS