20.6 C
La Costa
miércoles, noviembre 30, 2022

El delantero de Boca, Sebastian Villa, fue denunciado nuevamente por violencia de género

Una nueva denuncia por violencia de género tiene como protagonista al delantero de Boca Juniors Sebastián Villa.

El atacante cafetero, que tiene un juicio pendiente por maltrato a su expareja, fue acusado por una joven de violación e intento de homicidio.

La joven, que se presentó a la justicia para denunciar al futbolista, contó que comenzó a verse con Villa en 2020, durante la pandemia.

El hecho por el que el delantero xeneize fue denunciado ocurrió el 26 de junio del año pasado cuando, según precisó la joven, ambos volvían de compartir una comida y él, supuestamente alcoholizado, se puso violento.

En esa denuncia la joven contó que él comenzó a agredirla físicamente cuando regresaron de una comida en una casa de un country y también sostuvo que hubo hechos previos de violencia psicológica.

Llegadas las 22 horas aproximadamente Sebastián había injerido una gran cantidad de alcohol y si bien estaba acostumbrada a verlo en ese estado, empezó a hacerme una escena de celos porque yo habría tenido – según el denunciado – un encuentro con un compañero de la plantilla. En el transcurso de esta escena, comenzó a elevarme el tono de su voz y en consecuencia a ponerse más violento de lo habitual, razón por la cual, dicha circunstancia hizo que nos retiráramos de la casa/quinta en donde se realizó el asado, ello poco después de las 22 horas aproximadamente”, relata la denunciante.

De allí, según precisó, fueron a la casa de Villa, donde había más gente que había sido invitada por una persona cercana al delantero. Poco después solo quedaron ella, Villa y el seguridad del futbolista, apodado “Vikingo”. En ese momento, relató la joven, comenzó “la peor situación de su vida”.

“Estábamos acostados porque nos íbamos a dormir como una noche habitual, Sebastián había tomado más de 1 Botella de Whisky. Él me estaba acariciando en la cara, cuando de repente se pone violento, me aprieta con fuerza la mandíbula y la nuca, me pega una cachetada y me dice ‘¿te gustaron mis compañeros?'”, relata la denunciante.

También aseguró que en ese momento la golpeó una vez más y le impidió irse, cerrando la puerta.

Al relatar la violenta situación, la joven detalló con crudeza: “Él parecía estar disfrutando la situación, jugaba con la intensidad de su fuerza, mientras me decía que deje la bobada y que no me vaya, aplicando mayor intensidad al agarrón de la pierna y bajándola para intentar convencerme, dicha situación se convierte en un agarrón a la altura de mi cadera con el cual me tiro a la cama, me saco parcialmente el pantalón -no todo-, él se bajó su bóxer un poco – no todo- y comenzó a penetrarme con su miembro de forma violenta: mientras yo intentaba liberarme agitando desesperadamente los brazos y tirándole manotazos al cuerpo. Pero el seguía violándome y me decía “te gusto estar con (…)” (diciendo el nombre del compañero del Club con quien el mantenía que habría tenido un encuentro) ¿eso es lo que querías?”.

Y agregó: “Ese tormento que pareció eterno cesó cuando el señor Villa eyaculó dentro mío y una vez finalizado el sometimiento sexual me largué a llorar de manera descontrolada y le suplicaba que me dejara irme, a lo que me manifestaba que no me podía retirar hasta tanto no me calme”.

NOTICIAS RELACIONADAS