11.3 C
La Costa
domingo, junio 16, 2024

Cristina Kirchner calificó la renuncia de Guzmán como un “acto de desestabilización”

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner hizo su primera aparición pública luego de que el sábado pasado, mientras daba un discurso en La Plata, Martín Guzmán presentara su renuncia al Ministerio de Economía, y en ese marcó calificó ese hecho como “un acto de desestabilización institucional”.

Es importante que en la Argentina dejemos de discutir a las personas. En este episodio que hemos vivido, donde el sábado nos enteramos de la intempestiva renuncia del ministro de Economía… Esto lo digo por Cristina Fernández de Kirchner, no se lo cargo por nadie, así como no permito que nadie hable por mí: creo que fue un inmenso acto irresponsabilidad política”, arrancó su ataque.

Y remató: “Fue un acto de desestabilización institucional en cierta manera. Con el mundo como está, el país como está, el dólar como está, hacerlo enterar al Presidente de una renuncia por Twitter, nada más y nada menos que el ministro de Economía, no me parece bien”.

Incluso, pese a haberse enfrentado en su momento con Alberto Fernández por la permanencia de Guzmán en su cargo, hasta se solidarizó con el golpeado jefe de Estado, ya que considera que fue traicionado por el ex líder de Hacienda.

“Me parece un gesto de inmensa ingratitud personal hacia el propio Presidente. No lo voy a negar, ni ocultar, porque no oculto nada, las diferencias que pueda tener con el Presidente en cuanto a políticas, funcionarios, pero este Presidente había bancado a ese ministro de Economía como a nadie. Enfrentándose incluso con sus propias fuerzas de la coalición”, remarcó Cristina Kirchner.

Y siguió: “¿Se merecía realmente eso? No hago una distinción entre buenos funcionarios y malas personas. Creo que fue un inmenso gesto de ingratitud personal hacia el propio Presidente”, lanzó.

“Cuando fueron las diferencias que mantuvimos por las condiciones en las cuales se acordó con el FMI, todo el arco político de la oposición, el periodismo en general, todo el establishment salió a hablar de la racionalidad del ministro de Economía y, ¿quién era la irracional?”, se preguntó la vicepresidenta.

Sobre la interna en el Frente de Todos, la expresidenta enfatizó: “Créanme, yo quiero ayudar. Pero ayudar no es callarse la boca y esconder la mugre debajo de la alfombra. Se ayuda diciendo la verdad. Y si estoy equivocada que me convenzan. A mi con argumentos y razones me llevan a cualquier lado, a las trompadas y cachetadas a ningún lado, que lo sepan todos”.

A su vez, la vicepresidenta aseguró que “se pueden hacer políticas mejores, no porque soñemos con utopías, sino porque las hemos hecho. Y por eso es importante que en la Argentina dejemos de discutir a las personas y comencemos a discutir a las políticas”.

CFK inauguró el Cine Teatro Municipal de El Calafate junto a la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, y el ministro de Educación de la Nación, Jaime Perczyk. Además, se firmaron convenios con universidades nacionales para dictar carreras y tecnicaturas en el Centro de Universidades Nacionales de El Calafate, según se informó oficialmente.

NOTICIAS RELACIONADAS