29.3 C
La Costa
miércoles, febrero 28, 2024

Cita mortal en Núñez: quién era el hombre asesinado

Creen que Adrián Muñoz contactó a dos mujeres que lo apuñalaron en su departamento.

Adrián Enrique Muñoz tenía 74 años y tres hijos. Desde la muerte de su esposa, hace unos ocho años, vivía solo en el edificio de Ciudad de la Paz y Juana Azurduy, en el barrio de Núñez. Allí lo asesinaron de 22 puñaladas tras un encuentro con dos mujeres, a las que habría contactado mediante una app de citas.

El hombre se había mudado ahí para estar más cerca de River Plate, donde se dedicó de lleno a competir en la categoría de veteranos del club. En 2016, incluso, viajó a jugar la Copa Davis que se jugó en Croacia para representar al país en el equipo senior.

Si bien durante toda su vida jugó al tenis y dio clases en paralelo a su trabajo, alcanzó los mayores logros profesionales en la última década. Actualmente ocupaba el séptimo lugar en la categoría +70 del ranking de la Asociación Argentina de Tenis (AAT).

Su hijo, que también es entrenador de este deporte en clubes de la zona norte de la Ciudad de Buenos Aires, fue el primero en notar su ausencia.

“No le llegaban los mensajes, no respondía. Así nos dimos cuenta de que algo pasaba”, le contó a Clarín Fernanda Muñoz (50), hija de la víctima, a Clarín.

La mujer, que es abogada, fue la encargada de ir a ver qué estaba pasando: era quien tenía llaves del departamento. Cuando llegó se encontró con una escena de pesadilla: “El cuadro que encontramos fue terrible y totalmente dantesco”, dijo.

Su papá estaba tendido en el suelo del dormitorio, con múltiples heridas y con dos cuchillos clavados todavía en la espalda. Ambos pertenecían al hombre.

Desde que enviudó, Muñoz no había querido volver a formar pareja ni establecer vínculos formales. Se dedicó exclusivamente al tenis y empezó a usar aplicaciones de citas para conocer mujeres.

Adrián Enrique Muñoz tenía 74 años y era jugador de tenis.

Adrián Enrique Muñoz tenía 74 años y era jugador de tenis.

Su familia lo sabía y, como él era totalmente independiente, mantenía los encuentros en la órbita privada.

Según pudieron reconstruir los investigadores, no era la primera vez que se encontraba con estas dos presuntas viudas negras, con las que entró al edificio el lunes a las 19.45. Un vecino y la persona encargada del edificio las vieron llegar en el auto de la víctima.

El vehículo quedó estacionado en el mismo lugar y las mujeres fueron filmadas por la misma cámara saliendo del lugar el martes alrededor de las 14.

La versión familiar

“No fue un robo ni nada de todo eso. Todavía no encontramos explicación, pero mi papá era un trabajador, toda la vida lo fue. Jugaba al tenis, cobraba su jubilación y en pandemia empezó a vender quesos para sumar un ingreso extra. No tenía nada de valor significativo como para que pudieran hacer esto. Son asesinas, perversas, no lo podemos entender“, intenta reconstruir Fernanda, que sigue minuto a minuto la investigación del caso.

Las fuentes confirmaron a Clarín que un vecino del segundo piso escuchó algunos ruidos alrededor de las 22 del lunes. Una ducha, música fuerte y movimientos, fueron algunos de los indicios que pudieron aportar. Ninguno parecía inusual o los alertó.

El edificio donde ocurrió el crimen, en Ciudad de La Paz al 3300. Foto: Luciano Thieberger.

El edificio donde ocurrió el crimen, en Ciudad de La Paz al 3300. Foto: Luciano Thieberger.

A partir de estos testimonios, los investigadores presumen que el crimen ocurrió “entre la noche del lunes y la madrugada del martes”.

A través del análisis de las cámaras de seguridad confirmaron que dos mujeres con características similares ya habían ingresado al mismo edificio el lunes de la semana pasada. Aunque, confiaron, llevaban barbijo y no han podido identificarlas.

Si bien no registraron faltantes significativos, no se halló el celular de la victima, a través del cual habrían organizado el encuentro.

Otro testigo declaró haber visto a dos “mujeres desconocidas” salir del edificio con una valija cada una. Sospechan que allí podrían haber escondido el botín, algo que en su familia decidieron no confirmar para preservar la investigación.

“Si pasó por esto fue porque pensó que tenía una calle que no tenía. Mi papá tenía calle, pero de trabajar, de laburante, no de cualquier otra cosa”, especuló Fernanda.

Adrián Enrique Muñoz (74) fue asesinado en su departamento de Núñez.

Adrián Enrique Muñoz (74) fue asesinado en su departamento de Núñez.

La causa quedó en manos de José María Campagnoli, de la Fiscalía del Distrito Saavedra-Núñez, que esperaba el informe preliminar de los peritos de la Unidad Criminalística Móvil (UCM) que trabajaron en la escena del crimen.

Alí recolectaron distintas huellas y esperan que alguna pueda aportar la identidad de las presuntas asesinas.

La investigación fue ordenada a la División Homicidios de la Policía de la Ciudad, que tomó declaración a todos los vecinos del edificio.

La autopsia

Según pudieron confirmar las fuentes a Clarín, el cuerpo de la víctima tenía “22 lesiones punzocortantes”. Además, Muñoz murió como consecuencia de la hemorragia que le provocaron las heridas.

Adrián, que descanses en paz…“, publicó uno de sus amigos en redes sociales. “No puedo creer, querido Adrián que en paz descanses.. condolencias a la familia…“, apuntó otro.

NOTICIAS RELACIONADAS