25 C
La Costa
sábado, febrero 4, 2023

Abel Pintos y Mora Calabresse tuvieron su fiesta de casamiento en Cañuelas

Tras siete años de relación y un hijo en común, el fin de semana pasado Abel Pintos y Mora Calabrese se casaron por civil en Chaco. El jueves tuvieron la ceremonia religiosa en la Iglesia Nuestra Señora del Carmen de Cañuelas y este sábado el mismo sacerdote les dio una bendición delante del resto de los invitados, antes de dar paso a la fiesta.

Tras la ceremonia, Abel y Mora se acercaron a la entrada de la estancia donde posaron para las cámaras y se mostraron amables con la prensa. Con una sonrisa el cantautor recordó cómo fue la propuesta.

“Fue romántica porque cuando uno le propone matrimonio a la persona que ama, es romántica y emocionante la situación. Pero realmente fue todo muy sencillo. Nosotros tenemos una vida muy sencilla, hacemos todo de esa manera, entonces una mañana me desperté, me di cuenta de que no quería pasar un día más sin proponerle matrimonio, compré una alianza, volví a casa y le pedí matrimonio”. Consultada sobre su reacción, Mora sostuvo que fue sorpresivo, pero que no lo dudó ni un segundo.

Acto seguido, le preguntaron al artista que le canta al amor que canción podría representar la unión entre ellos y él reveló: “‘El amor en mi vida’ que es justamente una canción que escribí en esos días. Me doy cuenta de que el amor me rodea de muchas maneras y de que había venido a concretarse y terminar de completar cada uno de mis días y para siempre a través de Mora y de la familia que estamos formando”.

Allí sostuvieron que les encantaría agrandar la familia porque ellos sueñan con un clan numeroso.

Por último hablaron de su nueva vida en Chaco: “Es un lugar muy tranquilo. La gente allí nos respeta y nos quiere mucho. A mí me sirve porque cuando voy descanso realmente y puedo conectar con mi familia. Es un tiempo que dedicamos a estar juntos de verdad y sin interrupciones”.

En las fotos de la ceremonia pudo verse parte de la ambientación que, tal como pidieron, fue de un estilo romántico con aires toscanos. El broche de oro fue la presencia de Jairo, que entonó el Ave María durante el ingreso de Mora.

NOTICIAS RELACIONADAS